Compartiendo domingos.

Estiro mis dedos intentando alcanzar las nubes.

Respiro más despacio desde que sé
que no “todo llega”
que nos inculcan eso desde críos
para que nos pasemos las tardes
y noches,
sentados frente al televisor,
escuchando la misma historia
contada de cien formas diferentes,
para que entremos en ese bucle
de desinformación.

Que ajustemos nuestras tallas
y principios
a una imagen con cien filtros,
en vez de pasarnos los domingos
creando poesía,
compartiendo secretos y gemidos.

Que no, de verdad,
que no “todo llega”,
tenemos que empujar y arrastrarlo,
desafiar los esquemas que nos sujetan
a tragar sin cuestionar,
vomitarlos al abismo,
romper los espejos y mirarnos
por dentro,
con los ojos cerrados.

Así, igual,
empezamos a conocernos.

Anuncios
Compartiendo domingos.

2 comentarios en “Compartiendo domingos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s