Lucha de mareas.

Volvimos a amanecer,
desprendiendo más calor
que el sol que se posaba
sobre las sábanas.

Movía mis mareas
como cuatro lunas
que ni pensaban
anochecer la habitación.

Apretaba sus olas
inundando hasta el
último lunar
de mi espalda.

Todo un trabalenguas
de miradas,
en el que yo
siempre perdía,
pero no me sentía vencida.

Siempre intentando
darte un trozo de
mis poesías baratas.

Pero ante esos ojos
vencidos con pena
y tempestad
solo pude escribir:

Tú, con tu lírica perturbadora,
dedos abrasadores,
esa manera que tienes
de vivir, esa que me
contagiaste, con
tus estantes llenos de
poetas irreconocibles,

Tú sí que llenas Madrid
de poesía.

Anuncios
Lucha de mareas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s