Desprende magia por las palabras.

Yo no tengo ni idea de la magia,
nada más allá de pálpitos
que se sincronizan con algunos
de los silencios más desentonados.

No sé sintonizar campanarios
para que desvelen ciudades
de degenerados que se negaron
a dejar de creer.

Sin embargo, he sentido magia
en momentos que faltan aún
por ocurrir, me he quedado sin
aire cien veces imaginando
qué tren podría provocarlos,
pero nunca he dejado de mirar
al cielo, nunca he calculado
mis pasos con medidas
que no fueran las mías.

Me han tachado de idiota y yo
me he negado a dejar de sentir,
a cerrar los ojos o los oídos
en algún momento, no sea que
se me escapen rayos de luz,
duermo con un ojo abierto
y las manos bien extendidas.

Y a veces me duele el cuello
de mirar hacia arriba, otras
de tanto llevar las manos abiertas
por este mundo repleto de dolor
me acabo haciendo rasguños,
pero que placer cada vez que
recogen flores a pesar de los pinchos.

Como decía, no tengo ni idea
de magia, pero creo que es eso
que siente mi estómago cuando
los versos ajenos le hacen temblar,
tiene que tener algo que ver con que
unas palabras colocadas de cierta manera
te vuelquen las entrañas.

Así que acabo por suponer ser
de aquellas que creen en la magia,
por que sino no encuentro
otra forma de explicarte.

Anuncios
Desprende magia por las palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s